viernes, 13 de junio de 2008

Paura di che?


Recientemente he oido decir que el miedo es el refugio de los cobardes.
Y puede que todo este tiempo he intentado obviar que soy cobarde e intentar ser fuerte. Mi amigo Paco se dio cuenta y en septiembre me advirtio que estaba huyendo en vez de afrontar mis problemas. Aunque si tu problema es que estas hasta el culo de tu vida... lo mejor es cambiar de vida.
En septiembre pasé noches en vela imaginando como seria el sitio en el que iba a pasar 9 meses de mi vida. Con qué gente me codearia y si estaria bien. Me costaba conciliar el suenio, estaba algo nerviosa y a veces me comportaba como una adolescente insoportable.
Pues ahora vuelve el miedo. La confusion. Los desvelos nocturnos. El nerviosismo y el portarme como una idiota. Noto que cambio de opinion de un momento a otro: ahora quiero hacer una cosa y luego no tengo ganas.
No quiero irme pero sé que tengo que hacerlo. Y ademas soy la primera que me voy, la pionera. Seré la que cuente a los demas como es la adaptacion a la vida post-erasmus.
Y no puedo por mas que sentirme cobarde. No puedo dejar de tener miedo. Ya quisiera yo ser tan valiente como el protagonista de "Io non ho paura"...

7 comentarios:

javixu dijo...

Ay! Creo que estamos contagiados por la misma enfermedad...
En mi caso el miedo lo inunda casi todo, y no dejan de surgir sueños y proyectos por todos lados...

Será que ¿he vuelto a la adolescencia? O, ¿será que nunca salí de ella?

Cuidate y un besito!

berrendita dijo...

El miedo siempre está ahí. Lo mejor es ponerse gafas de sol, tapones de oídos y tirar para adelante.
Mil besos. Te esperamos.

Inmoderadamente moderado dijo...

Como dice berrendita el miedo es innato al hombre, un reto. Salta. Un saludo

nano CANALLA dijo...

acá estoy. escribiendo con un poco de miedo porque no quiero redundar, pero relajate que la vida es mágica.
saludos

Ana dijo...

Yo tengo un amigo que cuando termino el instituto se tenia que marchar fuera a estudiar. Estaba muy asustado y confundido pues era la primera vez que salia del pueblo. Yo lo animaba y le aconsejaba que no iba a ser tan malo, que seguro que conoceria a gente con las mismas inquietudes, y que poco a poco todo iria a mejor. Eso paso hace alrededor de quince años.. supero su miedo inicial, conocio a muchos amigos alli, al final.. esta trabajando, casado y con hijo alli.. y aun recuerdo el miedo que tenia y las dudas que eran parecidas a las que tu describes.. no te asustes tanto, luego el dragón que parece que te va a comer se convierte en solo un mal sueño de una noche de verano.
Un beso y animo.

Guarismo dijo...

Dicen, y lo creo por propia experiencia, que del miedo, la inseguridad, la duda, la desgana, la incertidumbre, el sufrimiento, sale la luz. O, dicho de otra forma, para que la luz se encienda, antes hay que estar a oscuras, hay que sufrir las tinieblas, a veces profundas.

Se te hará la luz, Marta, ya verás.

Un abrazo.

estrella de mar dijo...

Aún tengo que descubrir si hay vida después del Erasmus... ya os contaré cuando lo descubra.