martes, 25 de noviembre de 2008

Dejo mi ventana abierta, para que volando llegues a mis sueños


Dejo que me eches el aliento en el cuello si tú me curas a besos el dolor de espalda.
Si me dejas a medio aliento y te pones de puntillas para mirarme.
Si me sonríes y te vuelves ausente por minutos... y luego vuelves al mundo real.
A nuestro mundo.
Ese lugar donde se nos juntan los encuentros y las despedidas.

7 comentarios:

Ana dijo...

Que bella dedicatoria a la persona amada.
Un beso.

Arkantis dijo...

Niña te enlazo con mi blog..me gusta lo que escribes..

Un besazo

berrendita dijo...

Deja la ventana siempre abierta, mi querida niña. Sólo para los reencuentros, sin despedidas.

Guapa!! precioso post.

Anónimo dijo...

casi enamoranda, ja!
mañana te veo jazzera de los domingos.
mua, que culturales nos volvemos, por favor.
past

Anónimo dijo...

por cierto...
http://www.myspace.com/africagallego
jazz flamenco, flamenco fusion o como quieras, el proximo, te apuntas?
past

estrella de mar dijo...

Pàst (pa diferenciarte de las demás) eres una mofada!
pero las jammmm están chulas!

vete abriendo la botella de vino!!

pd: te voy a matar... lesbi, que eres una lesbi!!

Na8 dijo...

que lindo esto que escribiste! muy tierno!
beso