domingo, 6 de septiembre de 2009

la luz de mi ventana



Entra por las rendijas de la persiana y se mete en mi cama.

Ilumina mi mente de ideas brillantes.

Me dije que salga de casa, que necesito aire.

Aleja la oscuridad de mi mente.

No deja que se me nublen las ideas.

Me dije que te quiera, que comprenda, que escuche...


¡Esta puta luz que no me deja dormir!

6 comentarios:

M@r@ dijo...

A mi me gusta la luz por la mañana,nunca bajo del todo la persiana....una mania...jejeje


Un besito

Ana dijo...

Je...je... y es que la luz algunas veces fastidia y otras no!
Un beso!

Vagabunda dijo...

Lo de quedarme en Galicia como que no.... te devuelvo el consejo: echa la persiana!!

Esther dijo...

jajajaja
El sol es vida, Marta! (eso me lo decía un profe en primaria, cuando me sentaba al lado de la ventana y siempre me molestaba el reflejo, era un capullo).

Pues está bien eso de que no te deje que se te nublen las ideas. La poca luz que entra en mi facultad nueva me lo hace ver todo bastante negro.

iReYaNiL dijo...

La luz... en su justa medida.
A veces es buena la vida nocturna.

No, yo no tenía que estudiar... pero lo importante es que tú ahora ya tampoco! :)
Un beso!

estrella de mar dijo...

- M@r@
yo la dejo un poco abierta cuando quiero despertarme pronto, pero hay veces que no lo consigo.

- Ana
me quejo por todo, lo normal...

- Vagabunda
aunque falte la luz mi cabeza continúa activa... tendré que inventarme un modo ahorro.

- Esther
te voy a echar mucho de menos en clase... ¡¡vuelve a pasar algún finde!! y ánimo, que es el último año.

- Irene
pero qué estudiosa que te has vueltoooo!! espero que sigas igual de bien que siempre. un beso felicioso