viernes, 28 de mayo de 2010

Olvídame de ti. La película

El invierno trajo frío a su corazón. Los copos de nieve se colaron por sus poros.Tuvo que convencerse de que había que deshacerse del viejo abrigo. No quería. Pensaba pasar frío un tiempo, aunque todos le aconsejaban ponerse algo de ropa. No estaba preparada. Empezó a mirar con otros ojos a esa cazadora que guardaba en su armario. Parecía agradable. Lo agradable es bueno. 

Una noche casi primaveral cambió de idea, se lanzó. Vistió su abrigo y se sintió extrañamente aliviada. Descubrió que su abrigo rojo, aunque diferente al que solía vestir, también le gustaba. Algunas noches de primavera seguía sintiendo el frío. Entonces, una manta de besos le arropaban. Un día, sin más, el abrigo no estaba. Se acerca el verano, toca llevar tirantes. Tiempo de despedidas y cambio de tercio. Se cierra un ciclo. 


Ahora hace calor, pero la nieve sigue fluyendo por sus arterias. Ahora es limoncello en vez de sangre. 

2 comentarios:

Pást dijo...

la foto tiene historia...

Pást dijo...

la foto tiene historia...