miércoles, 27 de junio de 2007

I need you so much closer

"I need you so much closer", dijo él... ella se paró un momento a pensar y, mientras, una lágrima se resbalaba por su mejilla sonrojada y mojaba el cuello de su camisa.

¿Había entendido bien?... ¿Realmente él, el hombre que no quería compromisos, le estaba confesando que la necesitaba cerca? No podía ser cierto. Y, si era cierto, ¿Era eso lo que quería, tenerlo cerca cada momento de su vida?

-"Giulia?"
-"I also miss you, John. You know, I love you, but it's really impossible".
-"But"...
-"If you love me, let`s come to me. Bye, love. Ti amo"
____________________________________________________

Tres días, cuatro horas, doce minutos y unos cuantos segundos tuvo que esperar Giulia preguntándose si él vendría, si era cierto ese amor o era un momento de debilidad, quizás por la lluvia de Londres. Eran las nueve de la noche y Giulia hacía zapping de informativo en informativo, mientras comía un trozo de chocolatina un poco revenida.

Sonó el timbre... "pronto?"... "sono io, amore"... ¡Era él, había venido!...

2 comentarios:

berrendita dijo...

No es por jorobar el final feliz. Pero en la mayoría de los casos el timbre no suena. A veces hay que ser muy valiente para recorrer la corta distancia que separa la mano de él, que es un mundo en el corazón.

estrella de mar dijo...

Necesito finales felices para mis historias, porque mis sueños no siempre lo tienen...

Esta historia se quedó así porque me cansé de imaginarla... XD