domingo, 10 de junio de 2007

Se me va la olla


Voy tocando la flauta travesera en la procesión del Corpus Cristi de Toro, la última como de costumbre... y pensando en mi vida, en mis cosas, en lo que no le he dicho, en lo que le tengo que decir y en todas las cosas que le he dicho. Voy pensando en palabras, personas, hechos, horarios: días, meses, horas, minutos y segundos... y los cuento.
Y miro a mi izquierda y veo a gente, alguna conocida; un saludito sin salir de mi mundo interior. Miro hacia la derecha y ahí esta Anita, también en su mundo interior, y... ouch, pisotón a Conce, que mira para atrás (y luego media hora después me lo devuelve a las puertas de La Colegiata). Mi mundo interior se desvanece y vuelvo a la realidad.
Pero... ¿era mejor mi vida o mi sueño? No lo sé.
Intento cada día que mi vida sea un sueño. A veces lo consigo. Otras mi mundo se vuelve contra mí y es una pesadilla, con muchos dragones come-personas como el q anoche estaba en el 42.
Pero a veces las cosas me salen bien. Espero otra cosa buena ya pronto...

1 comentario:

Sir Kronen dijo...

Yo no se como eres capaz de estar en tu mundo y a la vez de saludar a la gente xD