martes, 4 de diciembre de 2007

Vuelta a la normalidad, si se puede llamar así

Recién llegada de Estocolmo y Londres. He pasado mucho frío, casi tanto como sueño, pero mereció la pena. Dos ciudades contrapuestas, de la Stocolma tranquila y el caos de esta Londra.
Y ahora debería volver a la normalidad en estos 15 días que me faltan antes de volver a España, pero ocurre que aquí los días nunca son normales. Cada momento es diferente en esta loca vida desorganizada, en la que los días pasan y siento que no hago nada.
Puede que esté demasiado acostumbrada a no tener tiempo para mí... puede que no sepa no hacer nada.

2 comentarios:

berrendita dijo...

Pues claro que sabes. Lo que pasa que es que a veces somos tan bobas que no nos damos cuenta.
Cuando vuelvas, espero estar cerca para que me enseñes tu Cádiz pequeñita asentada sobre la vieja Italia.
Un beso.

p.d. Ya te tengo linkeada en la fábrica. A fin de cuentas, también es tuya.

Auuuuuu dijo...

Sí que sabes hacer algo... DISFRUTAR DE LA VIDA, que estoy segura que este año vas a acabar con un master en eso.

El resto también contamos los días que quedan para que lleguen las navidades!!