lunes, 28 de enero de 2008

Gallipoli, la Cái italiana

Podría ser una península turca, entre el Mar Egeo y el Mar de Mármara, o una ciudad de allí que ahora se conoce como Gelibolu. También podrían serlo las batallas que se sucedieron durante la Primera Guerra Mundial por el control de la misma. O una película que Peter Weir hizo sobre el conflicto. Pero resulta que está en el Salento italiano, a sólo una hora de mi Lecce, y que tiene cierto parecido a la Cài que tanto añora Berrendita.


El domingo, con mi amiga Ana, cogí un bus hasta Gallipoli, la ciudad que conocí un día de lluvia y tormenta. Pero ayer era día de sol. Domingo de paseos por la vía principal, que nace en el centro del pueblo y baja hasta el puente. Porque en la Cài italiana hay una pequeña isla, con una fortaleza medieval, un trocito de playa, una catedral y pequeñas capillitas, restaurantes con vistas al lungomare donde te sirven pasta ai frutti di mare y un montón de pequeños embarcaderos, cada uno con su encanto y sus barquitas azules y blancas.


Azul como el agua cristalina del mar Jónico.

2 comentarios:

postura sofa dijo...

te firmo corriendo mientras traes el lemoncello. traelooo

berrendita dijo...

Bueno, pues ahí está. Cierto parecido tienen, por sus fachadas de colorines, por el agua que las refleja como un espejo eterno. Es más: si a la primera foto le quitamos el puente, parecería un tramo del Campo del Sur.

Eso sí: en Gallípolli no tienen barrio de la Viña, ni Nazareno Greñúo, ni adobo, ni boquitas de la Isla, ni Dolores de Servitas, ni carrusel de coros, ni Falla en noche de cuchillos largos, ni balneario de la Palma, ni ficus centenarios, ni Alameda mirando a la Bahía......

Pero también se ve preciosa, eh??

Gracias, Martita, por acordarte.

Mil besos.