viernes, 29 de febrero de 2008

Otra vez esa sensación


¿Notas esa sensación?


Está ahí otra vez. Es muy parecida a la de hace unos meses, pero no es igual. Se acerca el día y se agota el tiempo. Cuento los días y ya casi dejo de necesitar las dos manos para hacerlo.
Y pienso y recuerdo que, aunque me pasen muchas cosas, ninguna merece importancia. Y que esta vez fue sólo un "hasta pronto", que dos meses no son nada y no merecen despedidas. No hubo besos regalados a modo de consuelo, ni siquiera besos robados. Sólo despedidas fugaces, sin apenas emoción, sin penas. La vida seguía su curso y también lo hizo la mía.
Y aquí me encuentro, y en una semana escribiré desde España. Mientras, desde lejos, vislumbro lo que ocurre. Allí todo sigue igual, aunque para mí todo es diferente y, aunque no cambien las cosas, cambia mi forma de mirarlas.
Ahora me entran las prisas porque no sé cómo ser paciente, porque lo quier todo ya. Cuanto antes y cuando a mí me apetezca. Porque me gusta pensar que lo que sueño se va a materializar algún día, en un futuro, y me repito que las prisas no son buenas para nada. Pero me entra el nervio y sé que ya no podré dormir. Aunque tampoco he hecho mucho esta semana, así que he podido dormir.
Me quedan 3 días para hablar con profesores, con nuevo horario de clases... días para ponerme fuerte, para salir y hacer vida lo más sana posible. Para salir a la calle aprovechando que hay sol y culturalizar mi mente. Días de recuperación y no preocupación, pensando qué llevarme en la maleta y defendiendo a toda costa la alegría.
Días en los que, como hoy, te levantas y decides que quieres irte a la playa. Y paseas descalza por San Cataldo con el bikini y un jersey. Porque en febrero nadie dice que no se pueda ir a la playa.

3 comentarios:

berrendita dijo...

Claro que se puede ir a la playa!! En febrero yo paseaba descalza por la playa de la Victoria, mientras una Gades de bronce miraba siempre al mar. Pronto estarás contemplando el Duero que nos une. A ver si se nos logra entonces ese vinito aplazado desde la navidad.

Mil besos, Marta.

M@r@ dijo...

Pues disfruta de la playa Estrella de Mar...Tu que puedes¡¡¡¡
Y las cositas cuanto mas lento mejor se hacen...

Bss Estrella

Pedro dijo...

Si bajas a la playa, me avisas que yo te acompaño. Me encanta la playa en invierno.
Besos.