sábado, 23 de febrero de 2008

"Estos días azules y este sol de la infancia"


Caminante, son tus huellas
el camino y nada más
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

Hace 69 años moría Antonio Machado durante su exilio en Francia. En su bolsillo dejó un último regalo en forma de verso: "Estos días azules y este sol de la infancia".

4 comentarios:

Kpax dijo...

Estoy leyendo y escuchando tu entrada, tengo especial cariño a Serrat y casi me atreveria a cantar casi todas las caciones que interpretó sobre Machado y Miguel Hernández, han sonado en mi casa desde muy crio, se las oia a mis hermanos, y ciertamente, me alegran y me producen una sensación de que el mundo no está tan perdido...
saludos

Pedro dijo...

Qué bueno que me visitaste, así he podido conocerte, y conocer este maravilloso blog que tienes.
Con Machado siempre tienes el éxito asegurado, es El Maestro.
Gracias por tu visita y comentarios. Volveré por aquí.
Besos.

M@r@ dijo...

Como me gusta esta estrofa...Y esque tenia mucha razón Machado..........

Bss y gracias por pasarte¡¡¡

Ana dijo...

Es fantastica esta estrofa de Machado, aunque Machado todo lo que escribia ponia sentimiento y alma.
Un saludo.